domingo, 24 de febrero de 2008

Un poco mas de Orwell... (para reflexionar sobre las diferencias sociales y el Poder)

En esta entrada continúo reproduciendo algunos extractos del excepcional libro "1984" de George Orwell. Estos fragmentos me hicieron pensar sobre las estructuras sociales en las cuales se basa todo el sistema político, la opresión y el control sobre los ciudadanos y en la posibilidad real de una mejora permanente en la sociedad en su conjunto. En negrita resalté las partes que más me impactaron, y en color rojo las opiniones personales que pensé merecían la pena ser incluídas. Espero con ansias las suyas propias, ahora los dejo con Orwell:

"...Durante todo el tiempo de que se tiene noticia, probablemente desde fines del período neolítico, ha habido en el mundo tres clases de personas: los Altos, los Medianos y los Bajos (Clase Alta, Media y Baja). Se han subdividido de muchos modos, han llevado muy diversos nombres y su número relativo, así como la actitud que han guardado unos hacia otros, han variado de época en época; pero la estructura esencial de la sociedad nunca ha cambiado. Incluso después de enormes conmociones y de cambios que parecían irrevocables, la mismaestructura ha vuelto a imponerse, igual que un giroscopio vuelve siempre a la posición de equilibrio por mucho que lo empujemos en un sentido o en otro..."

"...Los fines de estos tres grupos son inconciliables. Los Altos quieren quedarse donde están. Los Medianos tratan de arrebatarles sus puestos a los Altos. La finalidad de los Bajos, cuando la tienen -porque su principal característica es hallarse aplastados por las exigencias de la vida cotidiana-, consiste en abolir todas las distinciones y crear una sociedad en que todos los hombres sean iguales. Así, vuelve a presentarse continuamente la misma lucha social. Durante largos períodos, parece que los Altos se encuentran muy seguros en su poder, pero siempre llega un momento en que pierden la confianza en sí mismos o se debilita su capacidad para gobernar, o ambas cosas a la vez. Entonces son derrotados por los Medianos, que llevan junto a ellos a los Bajos porque les han asegurado que ellos representan la libertad y la justicia. En cuanto logran sus objetivos, los Medianos abandonan a los Bajos y los relegan a su antigua posición de servidumbre, convirtiéndose ellos en los Altos. Entonces, un grupo de los Medianos se separa de los demás y empiezan a luchar entre ellos. De los tres grupos, solamente los Bajos no logran sus objetivos ni siquiera transitoriamente. Sería exagerado afirmar que en toda la Historia no ha habido progreso material. Aun hoy, en un período de decadencia, el ser humano se encuentra mejor que hace unos cuantos siglos. Pero ninguna reforma ni revolución alguna han conseguido acercarse ni un milímetro a la igualdad humana. Desde el punto de vista de los Bajos, ningún cambio histórico ha significado mucho más que un cambio en el nombre de sus amos..."

(pensemos aquí en las Revoluciones Francesa y Rusa, y en todos los cambios de régimen violentos etc.)

"...A fines del siglo XIX eran muchos los que habían visto claro este juego. De ahí que surgieran escuelas del pensamiento que interpretaban la Historia como un proceso cíclico y aseguraban que la desigualdad era la ley inalterable de la vida humana. Desde luego, esta doctrina ha tenido siempre sus partidarios, pero se había introducido un cambio significativo. En el pasado, la necesidad de una forma jerárquica de la sociedad había sido la doctrina privativa de los Altos. Fue defendida por reyes, aristócratas, jurisconsultos, etc. Los Medianos, mientras luchaban por el poder, utilizaban términos como «libertad», «justicia» y «fraternidad». Sin embargo, el concepto de la fraternidad humana empezó a ser atacado por individuos que todavía no estaban en el Poder, pero que esperaban estarlo pronto. En el pasado, los Medianos hicieron revoluciones bajo la bandera de la igualdad, pero se limitaron a imponer una nueva tiranía apenas desaparecida la anterior. En cambio, los nuevos grupos de Medianos proclamaron de antemano su tiranía. El socialismo, teoría que apareció a principios del siglo XIX y que fue el último eslabón de una cadena que se extendía hasta las rebeliones de esclavos en la Antigüedad, seguía profundamente infestado por las viejas utopías. Pero a cada variante de socialismo aparecida a partir de 1900 se abandonaba más abiertamente la pretensión de establecer la libertad y la igualdad..."

"...Las nuevas doctrinas surgieron en parte a causa de la acumulación de conocimientos históricos y del aumento del sentido histórico, que apenas había existido antes del siglo XIX. Se entendía ya el movimiento cíclico de la Historia, o parecía entenderse; y al ser comprendido podía ser también alterado. Pero la causa principal y subyacente era que ya a principios del siglo xx era técnicamente posible la igualdad humana. Seguía siendo cierto que los hombres no eran iguales en sus facultades innatas y que las funciones habían de especializarse de modo que favorecían inevitablemente a unos individuos sobre otros; pero ya no eran precisas las diferencias de clase ni las grandes diferencias de riqueza. Antiguamente, las diferencias de clase no sólo habían sido inevitables, sino deseables. La desigualdad era el precio de la civilización. Sin embargo, el desarrollo del maquinismo iba a cambiar esto. Aunque fuera aún necesario que los seres humanos realizaran diferentes clases de trabajo, ya no era preciso que vivieran en diferentes niveles sociales o económicos. Por tanto, desde el punto de vista de los nuevos grupos que estaban a punto de apoderarse del mando, no era ya la igualdad humana un ideal por el que convenía luchar, sino un peligro que había de ser evitado..."

"...En épocas más antiguas, cuando una sociedad justa y pacífica no era posible, resultaba muy fácil creer en ella. La idea de un paraíso terrenal en el que los hombres vivirían como hermanos, sin leyes y sin trabajo agotador, estuvo obsesionando a muchas imaginaciones durante miles de años. Y esta visión tuvo una cierta importancia incluso entre los grupos que de hecho se aprovecharon de cada cambio histórico. Los herederos de la Revolución francesa, inglesa y americana habían creído parcialmente en sus frases sobre los derechos humanos, libertad de expresión, igualdad ante la ley y demás, e incluso se dejaron influir en su conducta por algunas de ellas hasta cierto punto. Pero hacia la década cuarta del siglo XX todas las corrientes de pensamiento, político eran autoritarias. Pero ese paraíso terrenal quedó desacreditado precisamente cuando podía haber sido realizado, y en el segundo cuarto del siglo xx volvieron a ponerse en práctica procedimientos que ya no se usaban desde hacía siglos: encarcelamiento sin proceso
(VEASE: los procedimientos en Guantánamo, centros de detención clandestinos en EUROPA, y todo lo relativo al tratamiento de terroristas) , empleo de los prisioneros de guerra como esclavos (Guantánamo), ejecuciones públicas (Saddam Hussein), tortura para extraer confesiones (utilización de dicho método por los EEUU en la "Guerra contra el Terrorismo") , uso de rehenes y deportación de poblaciones en masa. Todo esto se hizo habitual y fue defendido por individuos considerados como inteligentes y avanzados. Los nuevos sistemas políticos se basaban en la jerarquía y la regimentación..."

A modo de conclusión final abierta trascribo un último párrafo, el cual podemos considerarlo profético dado el momento en el cual fue escrito (hace medio siglo). Hay elementos de dicha profecía que parecería se están comenzando a cumplir. Para entenderla mejor, el concepto que utiliza de "Estado" no sólo debe leerse en su sentido clásico, sino como comprensivo de todos los elementos que componen el Poder real en la sociedad (élite, cupula gubernamental, corporaciones, etc.):

"...Sin embargo, el invento de la imprenta facilitó mucho el manejo de la opinión pública, y el cine y la radio contribuyeron en gran escala a acentuar este proceso. Con el desarrollo de la televisión y el adelanto técnico que hizo posible recibir y transmitir simultáneamente en el mismo aparato, terminó la vida privada. Todos los ciudadanos, o por lo menos todos aquellos ciudadanos que poseían la suficiente importancia para que mereciese la pena vigilarlos, podían ser tenidos durante las veinticuatro horas del día bajo la constante observación de la policía y rodeados sin cesar por la propaganda oficial, mientras que se les cortaba toda comunicación con el mundo exterior. Por primera vez en la Historia existía la posibilidad de forzar a los gobernados, no sólo a una completa obediencia a la voluntad del Estado, sino a la completa uniformidad de opinión..."

2 comentarios:

Rolo Raffo jr dijo...

realmente muy buenos los fragmentos seleccionados, nadie esta en contra de la igualdad, solo que estan quienes desean una igualdad hacia abajo y los que la deseamos hacia arriba.
el estado es la gran ficcion a traves de la cual todo el mundo trata de vivir de los demas

Rafael Eduardo Micheletti dijo...

Creo que hay que tener en cuenta que Orwell escribe en contra del totalitarismo, y lo que observa es precisamente cómo, a pesar del avance tecnológico fenomenal que se había producido durante los siglos XIX y XX, el totalitarismo no sólo había sobrevivido sino que se había perfeccionado. Eso le hace imaginar cómo podía ser un totalitarismo futuro usando internet, mucrochips, cámaras ocultas, todas cosas que en parte intentó usar la URSS. Sin embargo, como indica Toffler, la acumulación de saber tecnológico tiende a ir en contra, y no a favor, de los totalitarismos, a los que cada vez se les hace más difícil esconderle la realidad a sus súbditos, apartarlos de las herramientas tecnológicas y monopolizar la información. Por eso no me parece que las profecías de Orwell se hayan cumplido. Lo tomo más que nada como una impecable advertencia sobre lo siniestro del totalitarismo, pero la sociedad futura no es como la que describe en 1984, y no creo que EEUU sea mínimamente comparable con esa realidad que él pinta en dicho libro. En EEUU hay una democracia y muy fuerte, tanto es así que fueron capaces de condenar a muerte a un soldado que violó y mató ilegalmente en Irak, ahora los candidatos de los dos partidos mayoritarios se han pronunciado en contra de la tortura y en especial me parece que la advertencia de Orwell se dirigía hacia la política interna de los países, y las desviaciones que se le marcan a EEUU son de política exterior, algo mucho más complejo dada la anarquía internacional que existe.