domingo, 22 de julio de 2007

El Poder del Conocimiento: la clave para el desarrollo y progreso de nuestra Nacion.




Uno de los grandes desafios de los paises en vias de desarrollo -como el nuestro- es encontrar el camino a una mejora sustancial de su economía, que se traduzca en un mejoramiento de la calidad de vida de la mayor parte de su población. Ya no podemos depender más de las exportaciones de materias primas, como los productos agropecuarios no procesados, minerales, petróleo o carne. Incluso con precios internacionales óptimos, una economía dependiente de commodities no puede brindar bienestar ni un mejoramiento sustancial de los indices socio-culturales que sea significativo. La unica solución a la vista es romper el círculo vicioso de la dependencia en la producción de materias primas y concentrar energías en desarrollar una economía basada en el conocimiento. En un analisis muy profundo (recomiendo especialmente "La Tercera Ola"; "El Shock del Futuro" y "El cambio de Poder"), el intelectual Alvin Toffler expone la idea de la historia seccionada en distintas eras -a las cuales llama "olas"-, de acuerdo a su modo de producción principal; a saber :

1)La Primera Ola: Como revolución Agropecuaria, que se basa en el autoabastecimiento, y revoluciona todas las estructuras anteriores (basadas en la caza-recolección y el nomadismo)

2)Una Segunda Ola: Como revolución industrial. Una civilización que escinde la figura del productor de la del consumidor. Las consecuencias culturales son la uniformización, la especialización, la sincronización, la concentración, la maximización y la centralización. El poder en esta segunda ola es ostentado por los que llama integradores que son aquellos que se ocupan de coordinar y optimizar los procesos de producción. En todas las sociedades en las que predomine la segunda ola, surgen de forma natura la burocracia y las corporaciones.

3)Una Tercera Ola: (que es la actual) o Sociedad Post-Industrial. Desde fines de la década de 1950, la mayoría de los países se han alejado del estilo de Sociedad de Segunda Ola tendiendo hacia Sociedades de Tercera Ola. Esta 3ra. ola se caracteriza por la preponderancia del sector de SERVICIOS dentro del PBI, la importancia de los valores intangibles (informacion, software, tecnología, comunicaciones) y en la cuales se produce un fenómeno inverso a la masificación de la 2da. ola, debido a los avances en tecnologías que permiten una personalización de los servicios y productos de acuerdo a los más variados gustos de los consumidores. Dichas sociedades con un alto nivel de educación, que son los operadores y diseñadores de los productos de alta tecnología -de altísimo valor agregado-.

Estas tres "olas" no se excluyen entre si, existiendo paises en los cuales conviven civilizaciones de 1 y 2da ola con las de 3ra. ola (el ej. más claro de esto es el de China, en la cual constrastan las metropolis tecnológicas de 3ra. ola de la costa con el interior agrario y pobre)

Entonces el desafío es encontrar la manera de producir el cambio -que abarque a todo el territorio nacional- de una economia basada en la primera y segunda ola (considerando la proto-industrialización argentina) a una economía basada en el conocimiento. Basicamente todo se reduce a una sola proposición: Apostar lo más posible a la educación y al desarrollo de nuevas tecnologías (y aplicarlas después, no producirlas para que se luego se "escapen los cerebros")

Esta apuesta al conocimiento es una tarea conjunta del sector público y privado. El sector público debe permitir un acceso igualitario a todos los ciudadanos a una educación superior, técnica, que promueva la investigación y la experimentación, con un sistema de premios para aquellos que se destaquen, y con la posibilidad de ayuda financiera a quienes dediquen exclusivamente sus energias a la investigación. Desde el Sector Privado, con la creación de "R&D units" (Research & Development) dentro de sus líneas de producción, con mayor inversión en innovación y con una fluida relación con las altas casas de estudios para reclutar profesionales altamente especializados.

Hoy en Argentina podemos decir que las condiciones para dar éste gran salto estan dadas: un ejemplo claro de en nuestro pais el sector público contribuye es la firma estatal INVAP (Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado) la cual ya ha exportado unidades de reactores nucleares a Australia, Peru, Argelia y Egipto. En el sector privado, encontramos millonarias inversiones en la producción de Biocombustibles (ver entrada anterior) y en la producción local de software y productos culturales.

Las bases están dadas, solo falta que la Argentina haga honor a su tradicional vanguardia en materia educativa y se dedique de lleno a la innovación tecnológica y producción de conocimiento. Como ciudadanos, es importante que sepamos priorizar ésta tendencia y apoyar iniciativas relativas a la mayor inversión en la industria del "conocimiento".



Links relacionados:

INVAP
Secretaria de Ciencia y Tecnología de Nación
Nota a Jeffrey Sachs, economista estadounidense "La clave es invertir en ciencia y tecnología" (2003)

"En un par de años vamos a llegar al millón y medio de toneladas”,Director de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (nota en ON24.com.ar)

3 comentarios:

Lucas dijo...

Pato:
Muy bueno tu blog. Adelante con los proyectos políticos.
Lucas

Matias dijo...

Pato querido! segui mandandome tu blog entonces no laburo tanto y leo un poco mas... la verdad que muy interesante..

Natu Maderna dijo...

Patricio, más que interesante tu comentario. Soy estudiante de Cs. de la Comunicación en la UBA y actualmente estoy haciendo una investigación y me gustaría mucho poder contactarte...es posible?